La Gesta de Alcubierre

La Gesta de Alcubierre (Huesca).

8 de Abril de 1937.

7 May

Deliberadamente desconocida, como otras muchas grandes gestas de la Guerra Civil, Alcubierre es una lección de heroísmo a cargo de un grupo de jóvenes y valerosos falangistas.


El puerto de Alcubierre, tenía una gran importancia estratégica y táctica, ya que su posesión daba la posibilidad de dominar por la vista gran espacio de terreno. Desde San Simón o desde cualesquiera de las otras cotas elevadas, se visualiza casi desde Zaragoza a Huesca. También desde la posición de Monte Oscuro, más al interior de la sierra, se domina una grandísima extensión. El puerto era también importante, porque controlaba el paso y la comunicación entre Leciñena y el pueblo de Alcubierre y era una de las llaves para llegar a Zaragoza, objetivo prioritario para tomar y defender.


El 8 de abril de 1937, las fuerzas nacionales ocupan posiciones entre los riscos de la Sierra de Alcubierre ante la inminencia de un ataque del ejército rojo. La posición Quinta Derecha, mandada por el alférez Máximo Romero y el jefe de la Décima Falange de la Bandera Móvil de Aragón, Victorio Alares, y la Posición Segunda Izquierda, defendida por la Falange 25 de la Tercera Bandera, llamada San Simón en honor de un heróico sargento de la Legión y luego Posición Santamaría porque en ella murió, defendiéndola, el teniente de la Guardia Civil Eugenio Hernández Santamaría, fueron el blanco del ataque en masa sufrido en este día.


A las 4 de la tarde, un intenso ataque artillero, ayudado tácticamente por la aviación y seguido de intentos de asalto por parte de los milicianos hizo romper la tierra a lo largo de todo el frente. El empeño del enemigo se cebó sobre todo en la posición Quinta Derecha, brutalmente atacada y valerosamente defendida, pese a que sus servidores no llegaban a una cuarentena de falangistas. El paso está cerrado. La Quinta Derecha aguanta con bravura el ataque, que es detenido.


Pero el enemigo no cede, se reagrupa y decide abrir la resistencia por la San Simón en un sorpresivo ataque, con masificación de hombres y efectivos. La lucha es cruel y desigual. De una parte la saña y la fuerza; de otra, el valor y la muerte, pero acabaron con la resistencia y la posición fue abandonada en el amanecer del 9 de abril de 1937, poblando los luceros con los 60 héroes de Alcubierre.


Mientras tanto, una alevosa llamada de socorro desde la Santamaría, efectuada por el enemigo, hace que el alférez de Caballería Julio Martín, al mando de la Falange 63 corra en auxilio de sus defensores,… al amparo de la noche son aniquilados en su mayoría.


El día 10 de abril, una sección de la Segunda Bandera de la Legión y fuerzas de la Tercera Bandera de la Falange de Aragón, a las órdenes de su jefe, Mariano Escribano, recuperan heroicamente la posición masacrada el día anterior.


Todavía en el mes de junio y, debido a la ventaja de su posición estratégica, hay un desesperado intento de tomar la Santamaría por parte del ejército rojo, necesitado de alardes propagandísticos. Defendida por 93 falangistas al mando del alférez Romero y del sargento Alares, es hostigada con dureza y sufre elevadas bajas. El bravo sargento Alares pierde el brazo derecho, pero continúa firme en la defensa de la posición.


Perecieron todos los héroes falangistas defensores antes de rendirse, pero evitaron con ello el avance rojo hacia Zaragoza.


Eugenio Hernández Santamaría, recibió la laureada individual a título póstumo.


La gesta de Alcubierre, dio origen a numerosas coplas en el bando nacional:


Si subes a la pradera,

no pises las amapolas,

que están regadas con sangre

de la Falange Española.


Con un puñado de sal,

y otro de canela en rama,

hizo Dios a José Antonio

para que salvara a España.


En la Sierra de Alcubierre

hay una fuente que mana

sangre de los falangistas

que murieron por España.


Échale tristeza al vino

y amargura a la guitarra,

camarada, nos mataron

al mejor hombre de España.


Tres cruces llevo en el pecho,

tres heridas en la carne,

y en el corazón tres nombres.

Dios, España y la Falange.

————————————————————————–

El pico de Alcubierre conserva aún el altar a los caídos falangistas en el aquel heróico hecho.

_________________
Ellos tienen el poder, nosotros la poesía

http://guerracivil.forumup.es/about7312-guerracivil.html

————————————————————————–

Nueva conmemoración de la Gesta

de Alcubierre


La gesta de Alcubierre ha vuelto a ser conmemorada, 73 años después, a instancias de la Hermandad Nacional de Banderas de Falange de Aragón, que convocó el acto, al que acudieron numerosos falangistas, militantes de Acción Juvenil Española y patriotas en general, que quisieron testimoniar su admiración y reconocimiento a aquellos valientes falangistas que murieron defendiendo estas posiciones contra un enemigo abrumadoramente superior, sin rendirse y sin ceder terreno, consiguiendo así que Zaragoza se salvara del empuje enemigo que pretendía conquistarla y lograr así la primera victoria roja en la guerra.

A las 12 en punto ya estaba lista la formación de abanderados, esperando al sacerdote y a los camaradas que vendrían a continuación.

Mientras el sacerdote se revestía, el cielo amenazaba lluvia, pero sólo unas gotas caerían, a modo de bendición, durante la ceremonia, para brindarnos unos rayos de sol al final que sirvieron de contrapunto al himno de la Falange.

Por fin, la formación de abanderados ocupó un lateral del recinto, para dar cabida al público asistente.

Mosén Amable Redón celebró la Santa Misa y predicó con su brío habitual, no exento de amor, piedad y humildad. Exhortó al amor y al perdón, sin dejar por ello de recordar a los que murieron por Dios y por España, siguiendo su ejemplo y acogiéndonos a su intercesión.

En el momento de la Consagración, las banderas se inclinan y las rodillas genuflexas tocan el suelo como señal de adoración al Dios Altísimo, al Rey de Reyes, al Señor de los Señores, que viene para salvar al mundo.

Al término de la Misa, un camarada falangista recitó la Oración de los Caídos de Sánchez Mazas y otro recordó las circunstancias históricas de la Gesta de Alcubierre.

Por su parte, el requeté Juan Vela quiso vestir en esta ocasión la camisa azul como homenaje a los falangistas caídos y para mostrar su admiración por la Falange, con la que también militó en los lejanos tiempos de la OJE y otras actividades posteriores, donde trató y conoció a Raimundo Fernández-Cuesta y otros destacados falangistas. Rogó a todos que sepamos unirnos como hicieron nuestros camaradas y correligionarios en la Santa Cruzada para vencer al enemigo de España y en estos tiempos para vencer a la usurpación y el perjurio que arruinan a nuestra Patria.

Aniversario de la Unidad Católica

José Luis Corral, fundador y Jefe Nacional del Movimiento Católico y de Acción Juvenil Española, recordó la fecha del 8 de mayo como el inicio de la Unidad Católica de España, mediante la abjuración del arrianismo que hizo el Rey Recaredo y su conversión a la Fe Católica en el III Concilio de Toledo del año 589. Comenzó así un periodo que ha durado hasta 1978, pese a que Juan Carlos de Borbón juró por Dios defender ese estado católico y los Principios del Movimiento Nacional junto a las Leyes Fundamentales del Reino. Por ello, en 30 años hemos retrocedido 5 siglos, pues ya es visible la vuelta del Islam, mediante sus turbantes y sus velos, que si no emplea de momentos alfanges y cimitarras, deja huella de su profundidad más fanática en los atentados del 11-M en Atocha.

No hay salvación sin efusión de sangre

Desengañémonos, no hay redención, no hay salvación, sin efusión de sangre. Así nos lo enseña Cristo, muriendo por nosotros en la Cruz y así nos lo enseñan los innumerables mártires de la persecución romana y las seculares luchas de España, de la España católica, contra arrianos, musulmanes, protestantes, liberales y comunistas. Así nos lo enseñan los héroes de esta sierra, que murieron todos para salvar la civilización occidental y cristiana.

La rebeldía es necesaria contra la injusticia y la opresión

Porque la rebeldía es necesaria contra la opresión, la injusticia y la agresión salvaje contra nuestros principios, nuestra identidad y nuestra misma existencia. Si Hermenegildo no se hubiera rebelado contra su padre Leovigildo, la conversión de Recaredo no se habría producido. Y si todos hubieran transigido como la inmensa mayoría de los cristianos con la invasión musulmana, si no hubiera habido unos rebeldes, extremistas y “ultraderechistas”, en Covadonga, con Pelayo al frente, no se habría recuperado España y todavía seríamos un apéndice musulmán del Norte de África. Sin el Cid, las Navas, Fernando III el Santo o Jaime el Conquistador no tendríamos España.

Los responsables de la guerra civil

Y lo mismo ocurrió en el 36. Responsables de aquella tragedia fueron quienes pusieron en marcha aquella Revolución en nombre de ideales utópicos, antinaturales, demagógicos, enfermizos y fanáticos. Quienes comenzaron quemando iglesias y conventos al mes de implantada la República; quienes atizaron huelgas, sediciones, atentados, quemas y agresiones; quienes se sublevaron en 1934 cuando ganaron las elecciones las derechas; quienes ganaron las elecciones de febrero del 36 con violencias, coacciones y falseamiento de las actas; quienes mandaron asesinar a los jefes parlamentarios de la oposición con los cuerpos de seguridad del estado, en vehículos oficiales, como hicieron con Calvo Sotelo. Esos fueron los responsables.

Jamás hubo crímenes del franquismo

Nosotros no tenemos nada de que avergonzarnos. No hubo jamás crímenes del franquismo. Pudo haber crímenes en zona nacional, pero jamás crímenes perpetrados por Franco, ni por su Régimen ni por sus órdenes o instigación suya. El Caudillo de España, Francisco Franco, Generalísimo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire, fue “la espada más limpia de Europa”, como proclamó el General Petain, el héroe de Verdún. Jamás mandó asesinar o secuestrar o agredir a nadie. Simplemente aplicó las leyes a los autores de crímenes horribles y gravísimos, mediante tribunales militares o civiles, sin que jamás quisiera vengarse o hacer justicia privadamente. Incluso en los finales de su gobierno le propusieron hacer atentados contra los terroristas en territorio extranjero, como luego hizo el GAL y él se negó. Él jamás mató o mandó matar a alguien en la guerra o en la posguerra. Por el contrario, como Jefe de Estado, ejerció la clemencia numerosísimas veces, excesivamente en opinión de muchos, como el caso del poeta Marcos Ana, que todavía se permite manifestarse y hablar contra el franquismo cuando él fue autor de varios asesinatos y fue indultado por Franco de la pena de muerte. Para 1945 no quedaba en las cárceles de España ningún reo por delitos políticos de la República y la guerra, salvo los que tenían delitos de sangre. Para 1949 no quedó ya ninguno, ni siquiera los que tenían delitos de sangre. Y en 1969, con motivo de los 30 años del fin de la guerra, concedió una amnistía total para todos los crímenes anteriores al 1º de Abril de 1939, Día de la Victoria.

Qué diferencia con los países democráticos de la Europa Occidental, que todavía 70 años después siguen persiguiendo viejecitos nonagenarios por haber pertenecido a cuerpo de ejército como las SS. Los “liberadores” democráticos, que asesinaron cientos de miles, millones de personas en Francia, Italia, Alemania y otros países al acabar la II Guerra Mundial. Esos nos quieren dar lecciones de moral, paz y reconciliación.

Tiempos difíciles

Como dijo José Antonio, “bienvenidos los tiempos difíciles, porque ellos obrarán la depuración de los cobardes”. Y de los cómodos, traidores, oportunistas, trepas, egoístas y zascandiles. Porque esa es la ventaja del tiempo presente, que podemos contarnos y conocernos para que el día de mañana, cuando a Dios le pluga concedernos la Victoria, podamos saber perfectamente quienes son de los nuestros, quienes estuvieron en Alcubierre, Belchite o en la Plaza de Oriente. Porque la Victoria no depende del número, ni de los millones, ni de los medios de comunicación, ni del cálculo maniobrero y oportunista. Sino de la Fe, la Fidelidad, la Constancia, la Integridad, el Valor y el Honor. Porque Dios, cuando quiera, se servirá de nuestra humildad, sacrificio y lucha para mostrarnos que El da la victoria o la derrota. Mientras, este pueblo tiene lo que se merece. Pero nosotros estamos orgullosos y contentos de ser “inasequibles al desaliento” y de mantener con firmeza nuestros ideales, nuestras banderas al viento y nuestros cantos al aire.

¡ Arriba España !  ¡ Viva Cristo Rey!

Tras unas palabras finales del Secretario de la Hermandad, se depositó una corona de laurel ante el altar, mientras se cantaba el “Yo tenía un camarada”.

Posteriormente, se cantaron el “Oriamendi”, el “Cara al sol” y el “Himno Nacional” con la letra de José María Pemán.

No faltó la tradicional foto de familia de buena parte de los asistentes, mientras se cantaban otros himnos del Frente de Juventudes.

Hoy como ayer, Falange y Tradición, unidos por Dios y por España.

Honor a los Caídos. Gloria a Dios.  Viva España.

También se visitó el monolito instalado en otra parte del monte, donde se rezó un responso por los caídos.

Por último, algunos de los asistentes disfrutaron de una comida de hermandad y camaradería.

No pudo estar esta vez el Presidente de la Hermandad Nacional de Banderas de Falange de Aragón, Domingo García, debido a achaques propios de su avanzada edad, aunque se mantuvo en contacto con los organizadores durante los días anteriores, facilitando con su experiencia, datos y consejos el buen desarrollo del acto.

“Acción Juvenil Española



“¿ A que juegan Algunos?”,…

Hay quien practica un patriotismo muy curioso, que consiste en tratar de impedir de que haya otros patriotas, tapando su propaganda. No sabemos si se trata de un militante, un simpatizante, un infiltrado, un provocador o un tonto de baba, pero el tiempo termina poniendo en evidencia a quien practica el juego sucio. Por nuestra parte, nos contentamos de momento con poner de manifiesto su ruindad. Junto a los salesianos de García Noblejas, para más señas.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: