Fascismo Español,…¿o enteramente otra cosa?.

Aquí, hay algo que chirría, que canta,…que no cuadra.De los intelectuales que tengo conocimiento y que reconozco como tales, hay muchos y en número creciente, con los que podemos disfrutar claramente de una concordancia entre argumentos y posibles conclusiones derivadas de dichos argumentos, basados a su vez en acontecimientos pasados, que todos damos por inmensamente contrastados y verdaderos. Bien.

Por otro lado, hay otros intelectuales, que se distinguen, al igual que los anteriores, por su patriotismo y brillantez , con los que paradójicamente eso no ocurre.Ambos grupos de intelectuales-profesionales y patriotas, están de acuerdo plenamente en todo, al 120 por ciento, en los asuntos que nos preocupan y requetepreocupan. Con pequeñas matizaciones, eso si, de si esto, o aquello, sería lo mas idóneo para conseguir tales objetivos; pero sobretodo, sabedores inequívocos y convencidos, de que la cadena de acontecimientos que durante varios años asolaron España en tiempos de la ilegal II República, fueron, a todas luces, de ánimo criminal y genocida, por parte de los gobernantes de aquella letal cosa.

Y aquí precisamente llega el desacuerdo, mientras unos siguen rindiendo honores, manteniendo en el recuerdo con cariño y continúan asimismo, estando inmensamente agradecidos por la valentía, gallardía,…hombría en definitiva, que hay que tener, para hacer frente con tó lo que uno lleva dentro, a la muerte de personas e ideas, con las que España se encontraba cara a cara en esos momentos,… osea, a la Barbarie,…Nos encontramos, como relato, con estos otros intelectuales-patriotas que,…al que no le importa una mierda D. Francisco Franco,… le da lo mismo lo que pase con su cuerpo, su alma, o su memoria.

Aquí hay algo que no cuadra. Como afirmo. Se trata de saber, quienes tienen que procurar afinar y ser mejores, para no seguir incidiendo en ser unos mal nacidos desagradecidos, o si quién tiene que rectificar, por otro lado, son unos piraos que defienden la figura de un Dictador criminal de lo peor, sin miramiento ni conocimiento alguno.

Mira, no es porque nos salvara el culo; no es por los pantanos; ni tan siquiera por la seguridad social; Tampoco lo es por el derecho a una jubilación ; ni por unas leyes y normas que pretendían salvarnos, al menos una temporada como Nación. No es por la buena voluntad que demostraron aquellos gobernantes con los mas necesitados y con todos los demás,… No es por crear una amplísima clase media con lo mejor de los valores cristianos, que incidió asimismo en que los pobres no lo fueran tanto y no se sintieran desatendidos e ignorados. No es porque encontraron en él un Norte con futuro; No es por lo que pudo hacer y no hizo,…No es por su Hercúleo esfuerzo de reconciliación y de perdón,…si le tengo tanto cariño y respeto al Generalísimo, es porque vivió y murió en la sobriedad, con la humildad del mejor,…a pesar de haber realizado todo lo expuesto anteriormente y muchísimo mas. Y eso es muy grande amigos. Digno del mayor de los respetos y de toda la admiración del mundo. Si no devoción.

España es el País de la envidia por antonomasia,( de hecho, substituye a los toros como Fiesta Nacional), de los desagradecidos y donde los mediocres y diminutos nos gobiernan.

Trece días me tiré en huelga de hambre rigurosa y los últimos tres, además, sin beber, en la puerta de Zarzuela, pidiendo :” Guardia Civil orgullo nacional, deben de ganar mas que los mossos “, “Polanco loco peligroso”,..etc

Si, de acuerdo, grandes patriotas y héroes nacionales como lo son D. Federico Jimenez Losantos o Luis Herrero, me hicieron comprender, como al igual que a millones de Españoles, lo que cabía “comprender y esperar” con tamaño agravio comparativo, tan fuera de razón y tan alejado del honor.

Si, pero solo el que suscribe se pegó el detallito de ir a pasar hambre y sed y a protestar con todas sus ganas,…

¿ He recibido alguna llamadita de algún partido político interesándose mínimamente en algo por mi persona ?,…¿La prensa quizás, o algo parecido?,…¿ Alguien que te reconozca, no ya la profundidad del hecho, sino tan solo un poco de valor o el compromiso con mi tiempo y mi gente que este hecho demuestra, quizás ?,… ni hablar,…

El Ciudadanos de Albert Ribera me enviaba correos como simpatizante de la formación y a dejado de hacerlo,…me acerco a alguna formación y,…sin comentarios,… en fin.

Lo suyo es incomparablemente mas duro que lo mío D. Francisco y el trato infinitamente mas despiadado, pues yo no dejo de ser un D. nadie,…( y ya se encargará esta degenerada España de nuestros días de que lo siga siendo ), pero estoy convencido, mi General, de que me considera Ud. un alma gemela a la suya y que junto a España y a otros muchos patriotas, sufrimos las consecuencias de la envidia y mediocridad barriobajeras, que una gran parte de la población imprime en nuestros comportamientos sociales y que debemos esforzarnos, como digo, por nuestro bien, en mejorar.

Haga Usted lo que pueda desde el Paraíso para que así sea mi General. Que todavía habrá algún despistado, que se cree muy intelectual, que piense que no hizo Ud. méritos de sobra para estar en sitio privilegiado en ese ansiado lugar.

Ud., Don Francisco, intentó formar una sociedad de personas con calidad, por eso y gracias a esos deseos que solo puede infundir con esa intensidad y eficiencia la Fé Cristiana, aún palpitamos como Nación . Muchas gracias de nuevo mi General.

Admin.

Sobre Jose Antonio dijeron…Posted: 28 Nov 2010 08:14 AM PSTDe José Antonio, a dicho recientemente el último premio planeta, que era un memo y que así lo habían reconocido historiadores. Este humilde blog, a descubierto estos testimonios que no son precisamente descripciones de un memo, no nos a sido muy difícil el encontrarlos, así que pensamos que el único memo es el último premio planeta… ———————-Los españoles de esta talla, los patriotas como él, no son peligrosos, y no se han de considerar enemigos. ¡Como habría cambiado el destino de España sí hubiera sido posible un acuerdo entre nosotros como deseaba Primo de Rivera!”.
El anarquista Diego Abad de Santillán, refiriéndose a él tras enterarse de su ejecución ==============

José Antonio era uno de los hombres más ponderados que han existido en la política española. Ponderado hasta en la violencia. Alguna vez he dicho que sus mayores violencias fueron siempre más inteligentes que pasionales”.
Juan Ignacio Luca de Tena, Dolor y memoria de España, Barcelona, 1939.

==============

Sí, ya me han dicho que se ha hablado bastante de mi asistencia al mitin organizado por Falange Española en Salamanca. Fui a este mitin como voy a todos los que quiero. No asisto a aquellos actos a los que me invita la empresa, sino a los que yo quiero ir. Cuando comenzó el mitin comenzaron a tirarme de la lengua, pero yo, naturalmente, ni interrumpí ni hice caso alguno. A mí no me tira nadie de la lengua: tengo por costumbre contestar a aquello que no se me pregunta y dejar sin respuesta aquello que se me interroga”.

Por lo demás, ese muchacho —refiriéndose a José Antonio— tiene mucho talento y una cabeza que funciona perfectamente. Llegará hasta donde quiera, porque, además, es un carácter de cuidado… ¡Mucho ojo con estos muchachos del brazo en alto!”
Miguel de Unamuno, La Gaceta Regional, 20 de noviembre de 1938.

================

Data de muchísimo tiempo la afirmación filosófica, de que en todas las ideas hay algo de verdad. Me viene esto a la memoria a cuenta de los documentos que José Antonio dejó en la cárcel de Alicante: “Acaso en España no hemos confrontado con serenidad las respectivas ideologías para descubrir las coincidencias que quizá fueran fundamentales, y descubrir las divergencias, probablemente secundarias, a fin de apreciar si éstas valían la pena ventilarlas en el campo de batalla”.
Indalecio Prieto, Palabras de ayer y hoy, p. 17. Santiago de Chile. 1938.

================

Creo que es un ser en el que se reúnen por raro privilegio, una porción de virtudes, que es raro encontrar en un solo individuo. Sus maravillosas virtudes, su valor, su gran inteligencia, su enorme capacidad de sugestión. Esas cualidades, advertidas por mí desde el primer momento, no fueron suficientemente admiradas hasta ahora por varias razones; entre ellas, por la elegancia espiritual y el pudor de nuestro Jefe, y también porque la situación política de los españoles les hacía tomar como signo juvenil lo que encerraba una plenitud consciente e inapreciable”.
Eugenio Montes FE, 30-IX-1936.

================

Ayer, al pasar por los puestos de libros del Cabildo, vi unos cuantos libros

españoles, de la España actual… ¡Lagarto, lagarto!… Sin embargo, me compré nada menos que las Obras Completas de José Antonio. Hacía mucho tiempo que quería leerlas y ayer era verdaderamente inoportuno, porque tenía que terminar lo de las Mujeres Ejemplares, pero llegué a casa y me leí de un golpe trescientas páginas. Es increíble.Dos cosas son increíbles; una, que todo eso haya podido pasarme inadvertido a mí, en España, y otra que España y el mundo hayan logrado ocultarlo tan bien. Porque no me extraña que llegaran a matarle: estaba hecho para eso, para que después de muerto se haya hecho el silencio sobre su caso… Era difícil y expuesto por la gran confusión del entorno. Por el contrario, los gitanillos, las faldas de volantes, los toritos bravos y todo el puterío sublimado extendiendo por el mundo una España histriónica, era vivificante para la cosecha de turismo.Es cierto que su simpatía por los fascismos europeos, tan macabros, le salpicó con el cieno en que ellos se enfangaron, pero leyéndole con honradez, se encuentra el fondo básico de su pensamiento, que es enteramente otra cosa. Fenómeno español por los cuatro costados […]. Despertad, sacudid a uno de esos ciegos y será capaz de la mayor abnegación, pero mientras viva ofuscado por su propio brillo, activado por su propia hambre, no esperéis que dialogue con el prójimo, conformaos con poder evitar que lo devore. Hay que estudiar esto en Unamuno, en Ortega, en José Antonio, su reflejo o espectro. En lo que quedó de ellos, en quienes les fueron afectos y en quienes les execraron sin comprenderlos o, lo que es peor, comprendiéndolos y temiendo –por pereza, por miedo o por inepcia– lo que ellos exigían


Rosa Chacel Alcancía. Ida. Plaza & Janés Editores. Barcelona, 1994, págs. 72 y 73.

FUENTE: http://fe-elclandestino.blogspot.com/2010/11/sobre-jose-antonio-

===================

SE APOYA EN ARCHIVOS DE LARGO CABALLERO
Pío Moa acusa al PSOE de comenzar la Guerra Civil en 1934 EUROPA PRESS

Pío Moa. (C. Miralles)

MADRID.- El escritor Pío Moa ha publicado ‘1934: Comienza la Guerra civil. El PSOE y la Ezquerra emprenden la contienda’ (Editoral Áltera) en el que acusa a ambos partidos de comenzar en 1934 la contienda, después del éxito de ‘Los mitos de la Guerra Civil’ -150.000 ejemplares vendidos, número 1 de ventas durante seis meses consecutivos.

“Iniciaron la guerra, no porque hubiera un peligro fascista sino porque consideraban que la iban a ganar”, señaló Moa durante la presentación de su libro, en vísperas del 70 aniversario de la Revolución de Asturias y de la secesión de Cataluña.

Su tesis se apoya en los archivos de Largo Caballero que se encuentran en la Fundación Pablo Iglesias. Moa argumenta que estos documentos “son poco investigados” y que la mayoría de los historiadores sólo se fija en los datos que les interesan según sus tendencias políticas. “Es increíble que una fuente tan importante de datos haya sido tan poco explotada”, alega.

Contrariamente a lo afirmado por la historiografía oficial, no había en 1934 el menor riesgo de “golpe de Estado fascista”. Frases como ‘Viva la Guerra Civil!’ o ‘Esto no hay quien lo pare’, dichas por los socialistas y por Esquerra Republicana de Cataluña, argumentan la tesis de este autor, que fue militante de los GRAPO y responsable de propaganda de la banda armada hasta su expulsión en 1977.

Veintisiete años más tarde, Pío Moa se considera historiador y ofrece en su nuevo libro pruebas gráficas y documentales, nunca publicadas hasta la fecha y reproducidas en facsímil, que evidencian el papel de la izquierda como subversora de la democracia en España desde 1933 a 1936.

“En 1933 el sector más importante del PSOE se decanta por la dictadura del proletariado y por la revolución al estilo soviético. El único que protesta es Besteiro. Dice textualmente que se está envenenando a los trabajadores y que eso sólo puede concluir en un baño de sangre. No fue una huelga, no fue un movimiento de protesta. Fue una guerra civil preparada y organizada para imponer una dictadura del proletariado. Una dictadura de tipo soviético. Pero siguen sin reconocerlo”, señaló.

La ira de los historiadores

Estos argumentos han despertado, según el autor, la ira de muchos historiadores y miembros del partido socialista que se niegan a admitir “los hechos históricos”. “Ellos siempre quieren que otros pidan perdón. Si reconocieran que su partido propugnó e inició la Guerra Civil, los socialistas ya no serían los mismos”, apuntó Moa, quien criticó el uso partidista que hace el PSOE de la contienda española. “El PSOE tiene en la Guerra Civil un arma que les legitima ante la opinión pública porque” considera que la derecha “son hijos de los asesinos”, añadió.

En este sentido, Moa critica “el intento de recuperar los odios y rencores de entonces” por parte de la izquierda como “arma arrojadiza” contra la derecha. Y aunque asegura que el actual clima político no tiene las dosis de violencia que en 1936, el autor teme que algunos políticos siembren “deliberadamente el odio”. “Ahí está el intento de Maragall y de Carod Rovira de descuartizar España con la aquiescencia de Zapatero. El mayor peligro es la balcanización. Son tan irresponsables ahora como entonces”, asegura.

En referencia a la intensa polémica entre sus admiradores y detractores:, el historiador norteamericano Stanley G. Payne respalda a Moa en el prólogo del libro y le considera, “el historiador español mejor calificado para analizar la insurrección de 1934”. “Los numerosos críticos de Moa no han hecho en realidad ningún esfuerzo por refutar, desde un punto de vista científico o académico, ninguna de sus principales tesis y conclusiones”, añade Payne que presentará su libro en España el 20 y 21 de este mes.

En este sentido Moa, que asegura no pertenecer a ningún partido político, propone un debate a todos aquellos que contradicen su tesis para “desengañar a la gente”.

Ediciones Altera inaugura con esta obra su colección titulada ‘Así no fue’ que pretende combatir “arraigadas ficciones históricas que deforman nuestra visión del pasado”, aseguran fuentes de la editorial.

 

http://www.elmundo.es/elmundolibro/2004/10/05/historia/1096993336.html

                                                                                 ****Blog, Ro: Ojalá fuera más amable y

simpático el señor Moa. Pero él no está en eso. Todo ese trato social es evidente que es algo secundario en su biografía. Así ha venido cosechando desprecios y odios a lo largo de mucho tiempo.

Desprecios pretendidos, odios reales. Cierto que doy más importancia al fondo de las cuestiones que a la simpatía, una desventaja en un país donde la simpatía es una valor máximo, al punto de que muchos dejan que les roben la cartera si el carterista resulta simpático. Pero esos odios no se deben a mi falta de amabilidad, sino a que lo que digo resulta imposible de digerir a muchos estómagos acostumbrados a alimentarse de tópicos o palabrería biensonante, pero falsa. Yo solo respondo con sequedad o ironía a quienes intentan boicotearme o  endilgarme etiquetas falsas con intención descalificatoria. ¿Acaso el señor Vilches o el señor Malefakis se han mostrado amables y simpáticos conmigo? Ya empiezan con total falta de respeto (a mí y a la verdad)  acusándome (pues se trata de una acusación en su boca) de “franquista” o “neofranquista”.  Franquista o neofranquista solo puede ser hoy quien aspira a reimponer el régimen de Franco, de ningún modo quien clarifica cuestiones históricas, como vengo haciendo o al menos intentando, contra el Himalaya de mentiras con que se ha rodeado la cuestión en estos años. Y si me equivoco, que es perfectamente posible, que me rebatan con argumentos honrados en lugar de con insidias. Llevo años pidiendo debates sobre estas cuestiones, pero lo que entienden muchos por debate es un intento de silenciamiento mezclado con insultos más o menos fuertes. ¿Debo hacerme el simpático ante esas agresiones?

 ————————————–

   Los intereses de Franco

Como el señor Vilches prefiere leer al señor  Preston y compañía en vez de, por ejemplo Años de hierro (no le niego el derecho, claro está), puede escribir cosas como estas: El Sr. Moa comete aquí otro error producto de la intoxicación franquista, que consiste en identificar los intereses de Franco con los intereses de España –lo mismo que Stalin y Castro–. Franco sólo quiso sobrevivir a la derrota del Eje, por encima de los intereses de los españoles, y fue adaptando su régimen para mantenerse en el poder. Y le importaba muy poco si la hambruna o las enfermedades diezmaban a la población”.

   Admitamos que Franco, como todos los gobernantes, quisiera mantenerse en el poder. Incluso que fuera indiferente a los intereses de los españoles: eso no puedo saberlo, porque no he podido entrar en sus sentimientos íntimos, al revés que los señores Vilches, Preston o la esposa de este. En cambio puedo atender a los hechos. ¿No cree el señor Vilches que a los españoles les interesaba mantenerse fuera de la guerra mundial? Yo juraría que sí, y he aquí que se mantuvieron. Y solo pudo ser gracias a Franco ¿O fue gracias a Hitler, señor Vilches? ¿Tan bueno resultó Hitler para España? A los españoles les interesaba librarse de los bombardeos, persecuciones y deportaciones típicos de aquella guerra, y he aquí que lo consiguieron bajo el poder de Franco. Así que alguna coincidencia no desdeñable encontramos entre los intereses de Franco y los de España (al revés que los del Frente Popular, muy empeñado en meternos en la contienda para salvarse él). Y equiparar a Franco con Castro, que ha arruinado a Cuba, o con el totalitarismo de Stalin, es otra de esas tonterías que he calificado de excesivas en el artículo anterior, y que desdicen del indudable talento del señor Vilches.  

   En cuanto a que España fue “diezmada por el hambre y las enfermedades”, nuevamente demuestra Vilches cierta inclinación a comulgar con las ruedas de molino de la izquierda. Si hubiera leído Años de hierro (perdone la reiteración), o al menos estudiado por su cuenta el asunto, en lugar de tragarse bazofia  subvencionada, sabría que el año de más hambre en España fue 1938… en la zona del Frente Popular. Y que el hambre posterior se debió a dos factores: a la dificultad de reconstruir y absorber la zona izquierdista con una economía desbaratada por la revolución, y a la restricción a nuestras importaciones por parte de los británicos, que, por ejemplo, reducía el petróleo a la mitad de nuestras necesidades. Aun así, el hambre, que fue muy fuerte en 1940-41, ya descendió en 1943 a los niveles de  la república para repuntar en 1946, por el comienzo del aislamiento de España y el contagio del hambre que se extendía por casi toda Europa (al disminuir el comercio). Los años que más víctimas mortales causó el hambre (aparte de 1938) fueron 1941, con 1.093, y 1946  con 1.120. Decir que la población quedó “diezmada” resulta lo que podríamos llamar “una exageración sin límites”. Los españoles podían soportar aquellas circunstancias porque sabían que a cambio se libraban de las destrucciones y mortandad de la guerra, y también que se  trataba de imposiciones exteriores básicamente. Y que, pese a todo, la situación mejoró con bastante rapidez, aun dentro de la penuria.

   Exhibe el señor Vilches una ignorancia aún mayor al hablar de enfermedades. Después de la Guerra Civil, las condiciones higiénicas y médicas mejoraron notablemente, por lo que el hambre no fue acompañada de sobremortalidad general.  Las defunciones anuales normales en la república, unas 380.000, volvieron al mismo número en 1942 y bajaron a 350.000 en 1943, a menos de 330.000 en 1945 y apenas subieron a 348.000 en 1946, otro año de hambre, como hemos visto. Si la población no fue en absoluto diezmada por el hambre, la mortalidad general, en lugar de aumentar, descendió. ¿Sorprendido el señor Vilches?  Pues ahí está la diferencia entre escribir de historia en serio y soltar retórica “indignada” y seudomoralizante. Otros muchos índices mejoraron aquellos años: descendió la mortalidad infantil y se alargaron las expectativas de duración de vida media, por ejemplo. ¿Qué le parece al señor Vilches? Yo juraría que los intereses de Franco y los de España no eran por entonces tan antagónicos como él supone.

   Afirma también el señor Vilches, con su desenvoltura habitual:  Según el Sr. Moa, Franco no sólo libro a España de la II Guerra Mundial, sino que, ayudó a los “vencedores anglosajones”, que luego lo trataron injustamente. Y lo califica de “disparate”. Bueno, señor Vilches, la neutralidad española fue una ventaja estratégica de primerísimo orden para Inglaterra y Usa, como apreció Churchill, que por mantenerla  hizo lo imposible –hasta insinuar la devolución de Gibraltar–. Cierto que Franco no la mantuvo por simpatía a Inglaterra, sino por su propio interés, que coincidió (increíblemente para el señor Vilches) con el de España. Pero con simpatía o sin ella, la ventaja fue cierta e impagable para los anglosajones. Y el aislamiento posterior de nuestro país, patrocinado de consuno por Stalin, Roosevelt y Churchill (más bien Attlee), solo puede considerarse una fechoría y una indecencia, al menos desde el punto de vista de los españoles.  Querían derrocar por ese medio a Franco, y el señor Vilches supone que Franco tendría que haberse ido simplemente porque a soviéticos, ingleses y useños se les antojaba y presionaban a los españoles con el hambre y el maquis para que se rebelaran. Yo creo que Franco hizo muy bien en plantarles cara  y que evitó, entre otras cosas, una nueva guerra civil. Ahora, si Vilches prefiere que unas potencias extranjeras decidan quién manda y quién no manda en España… pues está en su derecho. Pero no creo que pueda invocar para ello el interés de los españoles.

—————————————

blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/

DOS RETOS HISTÓRICOS DE ESPAÑA

 Durante  los años 30, España sufrió el desafío crucial de la revolución en sus variantes anarquista y, sobre todo, marxista. Que los revolucionarios se proclamasen representantes de “la clase obrera” no significa que realmente lo fuesen o beneficiasen tales intereses: allí donde han triunfado revoluciones semejantes, los obreros se han visto privados de todo derecho y sometidos a condiciones de vida entre malas y pésimas, como el resto de la población excepto las respectivas nomenklaturas  u oligarquías dominantes. No obstante, la ilusión revolucionaria, muy extendida entonces, se alimentaba de la promesa de acabar con la “explotación capitalista” y de informaciones  falsas sobre los éxitos y maravillas del stalinismo en la URSS, en una época de depresión económica mundial.

   Otro reto importante, aunque menor, nacía de las tensiones separatistas creadas por los nacionalismos regionales, en especial el catalán y el vasco. Los dos retos se combinaban, por cuanto la idea misma de nación española era denigrada en muchos ámbitos desde la crisis moral del 98: por los separatistas, como es natural, más indirectamente por los partidos de izquierda que se titulaban internacionalistas, y por corrientes intelectuales llamadas “regeneracionistas”.

 

  La clase política de entonces se mostró incapaz, en parte por ineptitud intelectual, para percibir toda la amplitud del peligro y para responder a él. De ahí vino el derrumbe del régimen liberal de la Restauración, luego una dictadura que salvó momentáneamente los muebles, y por fin una república convulsionada y destruida por el proceso revolucionario y guerracivilista. Fue necesaria una guerra civil muy difícil para vencer el desafío revolucionario y secesionista.

   Al terminar la era de Franco ambos peligros se habían disuelto prácticamente. Solo el Partido Comunista  había hecho una oposición permanente al régimen, pero tenía una influencia muy minoritaria y en baja conforme la propia URSS avanzaba a su crisis total; y los nacionalismos regionales habían sido una oposición insignificante: solo la ETA socialista-separatista había representado algo. Así, el franquismo no solo dejaba un país más próspero de lo que nunca había sido, sino también una población reconciliada y los viejos fantasmas reducidos a la impotencia: condiciones óptimas para construir una democracia sólida.

   Pero ocurrió lo contrario. Resucitó el marxismo en un PSOE que se declaraba a la izquierda del PCE y que, sin embargo, fue reconstruido y propulsado con ayudas ingentes de la clase política salida del franquismo, los medios de comunicación y el dinero de la Internacional socialista (y hasta de la propia UCD). El terrorismo de la ETA, que debió haber contribuido a desacreditar los nacionalismos regionales, se convirtió en cambio en una palanca de ellos, y la demagogia separatista más burda encontró vía libre. Luego, el PSOE renunció al marxismo, sin sustituirlo por nada, y el revolucionarismo obrerista se hundió del todo junto con el Muro de Berlín; en cambio el reto separatista cobró envergadura creciente, hasta convertirse en el principal que debe afrontar la sociedad española, socavando sin tregua la democracia y la unidad nacional. Con Aznar, el proceso empezó a invertirse, llegándose al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, transformado por los canallescos jefes del PSOE en Pacto con los Terroristas contra la Democracia.

  ¿Cómo ha podido ocurrir?. Lo he explicado en La Transición de cristal y, sintéticamente, en Nueva historia de España. Por resumirlo mucho, la causa profunda se encuentra en la debilidad intelectual y moral de una clase política convertida en casta, ignorante hasta de la propia historia de su país. La misma enfermedad causante de la caída de la Restauración y de las convulsiones siguientes. Sin duda el mal tiene aún remedio, pero solo tomando conciencia de la amplitud del reto.

blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado/

————————————-

Desmitificando que es gerundio. Adopciones: otro mito contra el “franquismo”.

Posted: 21 Jun 2011 01:00 AM PDT

Pocas insidias quedaban ya por inventar y pocas falacias nos quedaban por ver, pero confieso que incluso ésta me ha llegado a sorprender por la abyección que supone.

Estas frases introductorias tratan de prevenir acerca de la penúltima, recalco lo de penúltima, de las atrocidades a escuchar y rebatir, que ha sido la de considerar que a propósito de la Ley de Adopción de 1941, el “régimen franquista”, se dedicaba a secuestrar niños de familias “rojas” para dárselos a familias de nacionales.Un medio como la BBC inglesa otorga alguna credibilidad a la atrocidad y a través de quien es el productor de un documental que pretende ser riguroso con la historia, David Boardman, se pone en contacto con la Fundación Nacional Francisco Franco a la que envía un cuestionario con una serie de preguntas para grabar una entrevista.La Fundación a la que me honro en pertenecer, me designa para responder, y como no hay que retroceder ni para coger impulso, me dispongo a ello.El cuestionario de una entrevista para la BBC
Podremos comprender que entre el cuestionario inicial y el real no existe ninguna coincidencia, que de los 45 minutos de grabación que duró la entrevista que se me hizo, mucho me temo, quedarán reducidos, en aras del planteamiento y de la conclusión a la que el programa ya había decidido previamente llegar, a unos 5 minutos, alternados con supuestos testimonios de niños, ya mayorcitos, arrancados de familias rojas “estables”, que se diría hoy, para entregarlos a la canalla fascista representada por ese dictador aborrecible llamado Franco.
Transcribo a continuación el cuestionario inicialmente mandado:
– Al fin de la guerra civil, como era la situación en España.
–         Qué ocurriría en España si el ejército de Franco hubiera perdido la guerra.
–         Por qué piensa vd. que el General Franco aprobó la Ley de Adopciones de 1941. Esta Ley hizo posible que los certificados de nacimiento pudieran llevar los nombres de los padres adoptivos como si fuesen los padres biológicos. Por qué han sido tantas las críticas al General Franco en los últimos años por esta Ley de Adopciones.
–         Cree vd. que los niños de presas republicanas fueron dados en adopción a los que apoyaron al General Franco al fin de la guerra civil y que estas prácticas continuaron como una costumbre durante los años después de la guerra.
–         Hace 36 años que el General Franco murió. Hace más de 70 años que se ha acabado la guerra civil, y por qué todavía hay tantos debates sobre la época del General Franco”.
De las preguntas enviadas se deduce ya cuál iba ser el tono a seguir a lo largo del programa: subjetividad o parcialidad son palabras que se quedan escasas y que, con ese corto y pega, de la televisión, reducirán mi intervención a lo estrictamente necesario para decir que se cuenta con una opinión diversa. Por ello, relato en primera persona la grabación, con el simple intento de defender, en aras de la verdad, la memoria de Franco. Como decía una vieja canción, malos tiempos para la lírica, pero tal vez buenos tiempos para un combate que no puede cesar, que es combate por España.
Un relato en primera persona de la grabación
Para empezar, le señalo a la periodista inglesa que me hace la entrevista, ante la utilización de esas expresiones por su parte, que rechazo profundamente la denominación de “régimen de Franco” o de “régimen franquista”, porque no se trata de una situación política que emana de la voluntad de Francisco Franco, sino de un régimen que caracteriza a la España que va de 1939 a 1975, donde hay hombres y mujeres que sacaron nuestra patria adelante: singularizar en Franco tal régimen implica atribuirle toda la responsabilidad, como una actuación dictatorial, en lo bueno y en lo malo, y parece que ahora sólo en lo malo y supone sencillamente desconocer la Historia.
Por otra parte, la situación en España después de una guerra civil era de desolación, devastación, lo normal en una guerra fraticida, pero al tiempo con ganas de levantar a la nación.Y la República española no había sido precisamente Camelot, porque desde febrero del 36 no existía de hecho República, sino un Frente Popular que se había autoproclamado vencedor en unas elecciones cuyos resultados no fueron escrutados en su totalidad.Contemplo que esto no le interesa en absoluto y le recalco que no se pueden sacar los hechos del contexto histórico en el que se producen y la guerra civil es consecuencia de la deriva de la II República.
¿Por qué se promulga la Ley de Adopción de 1941?
“Vayamos al tema” me dice. ¿Por qué se promulga la Ley de Adopción de 1941? Respondo que en cuanto a las adopciones, hay que entender que el régimen de ese período de tiempo se articula sobre dos bases, que son la legalidad y la acción social, y sólo así puede entenderse la Ley de Adopción de 1941, que trata de solventar, después de una guerra civil, el problema de la orfandad y de la protección de los menores abandonados, recalco, en las Casas de Beneficencia.Hay que analizar con detenimiento la Ley para ver que estamos ante una figura jurídica que trata de cubrir una situación complicada y difícil: después de la guerra, los huérfanos, en vez de quedar recluidos en centros asistenciales, práctica habitual hasta ese momento, debían gozar de una integración en un entorno familiar, como se señala en la Exposición de Motivos de la Ley.Por lo tanto, no es un secuestro de menores sacados de un ambiente familiar, lo que sería reprobable, sino que se trata de la existencia de huérfanos como consecuencia de una guerra civil, a los que se trata de dotar de protección jurídica y social.La Ley además acuerda la intervención, en el proceso de adopción, de la Administración de la Casa de Beneficencia y que el proceso se inste ante el Juez de instrucción competente y con intervención del Ministerio Fiscal. Es decir, la máxima garantía jurídica para el adoptando, que además si era mayor de 14 años podía ser oído en el expediente. El Juez, en todo caso vigilaría por el cumplimiento de los requisitos de conducta exigidos a los adoptantes, de forma que el proceso de adopción podía ser revocado. Desde el punto de vista del Derecho, ni una pega, ni una objeción.Un proceso legal en interés del menor
Dejando al margen las consideraciones jurídicas, que pueden cansar a los televidentes, a nadie se le escapa la importancia de la intervención del juez: no es una situación fáctica, donde se arrebatan niños y se dan a otras familias, es un proceso legal en interés del menor, que es el interés que se sigue protegiendo en cualquier proceso similar en la actualidad. Legalidad y acción social, que son las pautas del régimen que va de los años 40 a los 70.¿Qué por qué se le daban los apellidos de la familia del adoptante? Porque esto es lo habitual en cualquier proceso de adopción, no en otras figuras jurídicas similares, proceso en el cual no se conserva el apellido de la familia o madre biológica y en esos momentos estamos hablando pura y llanamente de orfandad como consecuencia de una guerra civil devastadora.
Más preguntas de la periodista: ¿pero el juez que decidía era franquista?No más que el obrero o el médico, que vivían en esa época, o que el padre del actual Fiscal General del Estado, Conde-Pumpido, éste un poco más porque era magistrado del Tribunal de Orden Público o el padre de la anterior Vicepresidenta del Gobierno, que fue condecorado por el régimen.Se trataba de hombres y mujeres que trabajaban por sacar España adelante y vivir mirando al futuro, lo cual no me parece mal, porque ahora no hay trabajo y tampoco hay futuro al que mirar.Por otro lado me permito sugerirle otra investigación: el destino y la suerte que siguieron los niños enviados por el Gobierno de la República a la URSS en la guerra civil. Silencio.
¿Cómo se podría definir el régimen de Franco?
¿Cómo se podría definir el régimen de Franco: fascista, militar, totalitario? Si se refiere a la situación de España en esos años, no al régimen de Franco, sino de todos los españoles, entonces ni era fascista, porque hubiera caído con la caída de los “fascismos”, en el sentido amplio del término, o hubiera sido depuesto tras la conferencia de Yalta, mientras que España mantuvo relaciones con los más importantes mandatarios de la época: aquí vino un Presidente de los EEUU, se entró en la ONU, etc.No era un régimen militar, porque la intervención de los militares en los Consejos de Ministros fue exigua en relación a la importancia del elemento civil. Totalitario, tampoco. “Entonces autoritario”, me insinúa. Me acuerdo de Luis Suárez y, en homenaje a él, digo autoritario, en cuanto a que había y se ejercía una autoridad amparada por el Derecho.¿Qué hubiera pasado si Franco pierde la guerra y la gana el otro bando?
“Pero tuvo la ayuda de los fascismos en la guerra civil”. Sí, como la tuvo la España roja, no republicana, porque éste de “rojo” era el término acuñado por el otro bando y porque además la República había muerto a instancias del Frente Popular que se había alzado con el poder. El bando rojo tuvo la ayuda importante de la URSS y de las Brigadas Internacionales. Por cierto, hay una pregunta que venía en el cuestionario previo y que todavía no me ha hecho y tengo muchas ganas de contestarle y sin más me hago yo misma la pregunta: ¿Qué hubiera pasado si Franco pierde la guerra y la gana el otro bando? Que España hubiera sido una país satélite de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y dado el entreguismo de Roosevelt a Stalin en Yalta, que Churchill advirtió claramente, Europa hubiera estado cogida en una pinza, desde el Norte hasta el Sur.

Siguiente asalto: pero España participó en la Segunda Guerra Mundial al lado de Hitler. Sí, con una división de voluntarios que España no podía negar a quien entonces era el vencedor de Europa y al que Franco tuvo la habilidad de llevar a su propio terreno: no se podía negar una cierta ayuda a quien antes había ayudado, pero además un “No” tajante podía haber implicado el avance de las tropas alemanas desde Francia hasta Gibraltar.
Como estas cuestiones nos apartan de lo que verdaderamente les interesa, volvemos al secuestro y a la reeducación de menores, y a las presas rojas que tenían a sus hijos con ellas en los centros penitenciarios.Reeducación es lo normal cuando se gana una guerra, porque creo que la Europa posterior a la Segunda Guerra Mundial no ha dejado de reeducar hasta hoy – la historia la escriben los vencedores- y me parece que el sistema actual también educa, incluso con la oposición de los padres.En cuanto a si las presas tenían a sus hijos con ellas en los centros penitenciarios, también se contempla ahora en la Ley de Vigilancia Penitenciaria y eso como una medida en beneficio del penado y de su familia.
Y se educaba en los principios del régimen. Pues sí, porque el régimen era nacional y se educaba en los principios de la nación. Me faltó decir, y qué más.
Pero habría que juzgar los delitos del régimen, me dice, porque la Ley de Amnistía, y el sistema actual, y la transición que se hizo mal porque no se juzgó a los franquistas, bla, bla, bla. Contesto: VD. quizá no sepa que el sistema actual pretendía ser legítimo, en su inicio, obteniendo su legitimidad de las Cortes diseñadas en la situación política anterior –aunque conculcada a través de la vulneración de la Ley de Reforma Política- y que lógicamente todo el sistema, desde el Jefe del Estado, hasta la transición proviene de ahí: que todos, incluso los que habían participado en el “Contubernio de Munich” decidieron cuál había de ser el camino de la transición y pensaron que el mejor camino consistía en la utilización del órgano de representación de las Cortes. Pero, me dice, Garzón cree… Respuesta: Garzón en la actualidad está separado de la judicatura, con un proceso abierto, y no me sirve como modelo.
Estas preguntas repetidas varias veces. Porque en suma se trata de juzgar a los “franquistas” por el hecho de serlo. Y nuevamente, los niños robados., etc. Por tres veces la corto para decirle: yo estoy hablando de leyes y de instituciones jurídicas, no de ficciones, y no voy a decir otra cosa diferente de la que sostengo, que el régimen actuaba desde la legalidad y no desde situaciones delictivas, como pudiera ser un secuestro, que no se daban, ni me va convencer de otro punto de vista, porque si no va a resultar que me está tratando de “reeducar”.Las invenciones son de ahora
Y ¿en los años 60, 70? ¿Presos republicanos en esos años? Y polémica sobre la cuestión, ninguna. Las invenciones son de ahora.
Me señala que hay numerosos testimonios de arrebatados de su familia y entregados a otras y que los intercalarán en la grabación. Perfecto, pero no tengo por qué dar credibilidad si no se me aportan datos y documentos en los que la autoridad intervenía en el sentido que se pretende afirmar.Yo sólo me limito a señalar que el régimen no actuaba desde situaciones de hecho, sino desde la legalidad y ésta dirigida a una acción social que no había existido en la historia de España hasta entonces.
Algunos dicen que el Partido Popular viene del franquismo, me señala. Yo no debería responder por el Partido Popular, puesto que no pertenezco a ningún partido, pero le diré que el Partido Popular no existía en el régimen anterior al 75.
¿Está de acuerdo en que salga a la luz la verdad? Totalmente de acuerdo. Pero la verdad no es patrimonio de unos, ni se puede reescribir lo que ya está escrito.
Hasta aquí la entrevista, contada en resumen, y ruego disculpen el uso de la primera persona. Hasta aquí la necesidad de una defensa que no es sólo la de Franco, sino la de una España que no ha muerto y que no nos limitamos a mirar con nostalgia, sino con orgullo y con una mirada legítima al horizonte. Sólo una frase final: mientras sea posible, e incluso más allá, hasta donde lleguemos y hasta donde podamos, hay que hacer de nuestra vida un lema de acción permanente, el dictum romano: “Nunquam Tacebo”, “Jamás Callaré”, porque ante la insidia, ante el odio y la mentira, el silencio es un acto más de felonía y de sumisión.
FUENTE: RELIGIÓN EN LIBERTAD

—————————————–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: