Soldadito o Policia Español.

Soldadito o Policia Español.

Antes de todo aclarar, que cualquier escrito de esta sección y ante las generalizaciones, mofas o escarnios en diferente nivel que pudieran surgir, se entiende, que estas manifestaciones atacan a esas personas que se dicen militares o policías y que demuestran a diario y desde hace años, estar muy lejos de la legalidad y de poder denominarse así. No  no lo son.

Empezando por no preocuparse de la seguridad, mucho menos del bienestar de todos los integrantes de los diferentes ejércitos y policías, atentado con ello contra sus vidas e intentando someterlos mediante lo económico a delitos y mezquindades de todo tipo.

Comenzando por el tarado poco hombre que se dice Rey de España y al que desde aquí pido,  que  le den para comer RoyalAlfalfa, que se acerca mas a lo que merece comer,… que se cree él y secuaces, que van a salir ricos y de rositas de España hagan las canalladas que hagan,¡ vamos!.

La Constitución que él se ha encargado de destrozar, se rompe para todo, junto con España y sus leyes ampara chorizos progenocidas llamados Reyes.

¡Coño, una mierda de Constitución la del 78, con la concesión de los entes autonómicos, pero que nos protege en teoría de las barbaridades que venimos padeciendo!.

 Del príncipe toca cajones en la casa de Sabina y los cejateros ¿ que decir ? ,… como poco, mediocre e incumplidor de obligaciones de apoyo y equilibrio fundamentales.  Casi ná. Los cajones se tocan antes de convertirse uno en padre múltiple machote.

Otro tontito, al que ha “calao” una lista bolchevique y cuyo estilo le mola cantidad a la Reina MadreMasona.

Nosotros estamos del lado de la verdad , de la Justicia y de Nuestra Religión, que hasta la  mejor ciencia de nuestros avanzados tiempos nos demuestra y revela como veraz.  Es esta, la única posibilidad y camino a seguir para lograr un mundo humano y que merezca la pena seguir repoblando.

¿Quién está en el lado de los buenos?,…¿Quién comprende que no queda mas remedio que estar de nuestro lado para salvar nuestras vidas y alcanzar libertad y armonía?,…¿Que llegado el momento seremos muchíiiiiiiiisimos mas y con mas cojones, además de saber que defendemos la Causa de las Causas?,…

Sabedores de todo esto, con empuje arrollador cual Falange Española lo defenderemos en calles, campos, sierras y trincheras,…¡Por una Grande y Libre!,…¡Adelante Españoles!.¡Arriba España!.

José Luis Balaer.

——————————————————————————

Militares sin Patria. Juan Manuel de Prada en ABC

Posted: 05 Jun 2010 07:29 AM PDT

¿PARA qué existen los militares? Para defender la patria hasta la entrega de la propia vida, si fuera preciso. Y, puesto que la patria es la «tierra de los padres», hemos de concluir que los militares mueren por la tierra y por los padres. Morir por un pedazo de tierra -por extenso o fértil que sea- es algo ridículo, tan ridículo como hacerlo por cualquier otra posesión material, sólo comprensible en quienes están enfermos de avaricia; y como, además, la patria no es tierra que se reparta por partes alícuotas entre sus oriundos, sino que sólo les pertenece en un sentido ideal, tal sacrificio se tornaría doblemente ridículo… si no fuera porque hay algo más. Morir por los padres es obligación de la sangre, si los padres están vivos (y obligación del honor, si están muertos y su memoria es ultrajada); pero morir por los padres de un señor de Cuenca o Albacete a quien no conocemos de nada es algo igual de ridículo que morir por un pedazo de tierra sobre el que no poseemos título de propiedad alguno… si no fuera porque hay algo más. Y ese «algo más» es lo que hace que la defensa de la patria hasta la entrega de la propia vida no sea una tarea ridícula, sino admirable y heroica. ¿Y qué es ese «algo más», se preguntarán las tres o cuatro lectoras que todavía me soportan?

Pues ese algo más es la conciencia de una misión común, que sólo proporciona el sentido religioso. El amor a la tierra de nuestros padres sólo es posible cuando admitimos que estamos ligados en una misión común con nuestros antepasados; una misión que recibimos, heredada a través de la sangre y la tradición, y que da sentido a nuestra vida a lo largo de sucesivas generaciones. Pero este sentido de dependencia a una misión común sólo se explica si aceptamos su naturaleza religiosa: los pueblos se vinculan a la tierra cuando la perciben como una heredad recibida del cielo; y se vinculan a los otros pobladores de esa tierra y a sus antepasados cuando entre ellos surge la conciencia de una Paternidad común. El aglutinante que une a los hombres con la tierra que pueblan, y con los hombres que previamente la poblaron, es siempre de naturaleza religiosa en su origen; y aunque es cierto que luego el patriotismo adquiere expresiones no estrictamente religiosas, no es menos cierto que, a medida que el aglutinante religioso originario se adultera o esclerotiza, el patriotismo se torna cada vez más pomposo y vacío, más aspaventero y presuntuoso. Y cuando ese aglutinante se extirpa, el patriotismo deviene un sinsentido; ante lo cual, los gobernantes que promueven esa extirpación tienen que inventarse paparruchas del tipo de aquel «patriotismo constitucional» con que nos apedrearon hace algún tiempo; paparruchas que, llegada la hora de la verdad, se revelan hueras, chirles y hebenes. Porque nadie muere -salvo que lo obliguen o lo compren- defendiendo ordenanzas o directrices ministeriales; nadie muere -salvo que lo obliguen o lo compren- defendiendo la democracia ni el sistema métrico decimal.

Desligar el amor a la patria de ese «algo más» aglutinante es tanto como cegar las fuentes o arrancar las raíces de ese amor, que inevitablemente termina agostándose, hasta que finalmente fenece y se pudre. Y a un militar al que le arrebatan ese aglutinante ofrecer la vida en defensa de su patria termina, tarde o temprano, antojándosele algo ridículo. Podrá convertirse en carne de cañón -si le obligan a morir- o en mercenario -si lo compran-, pero nunca más será un verdadero militar, porque ha dejado de tener conciencia de la misión común que justificaba su existencia. Así se puede llegar a constituir un ejército sin ideal, desgajado de la tradición que le da sentido, una burocracia de ganapanes en la que se entremezclan mercenarios y carne de cañón, sin otra misión que el cumplimiento de tal o cual directriz ministerial. Así se convierte al ejército en una patulea de tristes esclavos.

——————————————————-

jueves 3 de junio de 2010

La metamorfosis de X. Cuento militar.

Cuando el Teniente General X se despertó una mañana después de un sueño intranquilo se encontró sobre su cama convertido en una rolliza oveja. Asombrado, quiso llamar a su ordenanza, pero de su boca sólo brotó un quejumbroso balido. A pesar de ello, el ordenanza apareció, como de costumbre, con la prensa del día sin mostrar el menor asombro por el insólito aspecto del Teniente General X. Cuando éste baló de nuevo implorando auxilio, el ordenanza se limitó a cuadrarse y se marchó tras dejar los periódicos en una mesita auxiliar.

Pese a la desazón por su nuevo aspecto ovejuno, el Teniente General X, impulsado por la fuerza de la costumbre, echó un vistazo a los titulares. Nada extraordinario. Se habían prohibido los honores militares para el Cristo de la Buena Muerte en Málaga y para el Corpus. Continuaba a buen ritmo la demolición del Valle de los Caídos. El Tribunal Constitucional había dado sus bendiciones al nuevo Estatuto de Cataluña.

Cuando el ordenanza volvió a aparecer con una bandeja de desayuno sospechosamente parecida a un pesebre con alfalfa, el Teniente General X, a quien el sobresalto había abierto el apetito, desayunó abundantemente. Con el estómago lleno, la sensación de desazón por su nuevo aspecto empezó a parecerle soportable.

Al cabo de un rato, el ordenanza volvió y, con gesto impasible, empezó a barrer unas extrañas bolitas oscuras que había sobre la alfombra. El Teniente General X sintió de nuevo una leve inquietud parecida a la vergüenza, pero se le pasó en seguida.

Publicado por Ramiro Semper

Carta abierta de un teniente de artillería

Posted: 05 Jun 2010 04:10 AM PDT

Como profesional de las Fuerzas Armadas y como católico estoy perplejo ante la falta de respuesta en el estamento militar ante los ataques directos a los sentimientos y creencias más profundas de nuestro Ejército.

Entiendo que la disciplina y la obediencia son fundamentales, pero todo tiene un límite… Nadie con conciencia dispararía contra población civil indefensa o contra su propia familia, por muy claras que fuesen las órdenes dictadas para hacerlo.
Sin embargo, no veo reacción alguna dentro de la propia institución militar ante la erradicación del “ser católico”, íntimamente enraizado con la milicia desde tiempo inmemorial.

Somos capaces de ir a defender a pueblos desconocidos en los lugares más peligrosos y hostiles (y está bien) pero no somos capaces de dar la cara por Dios cuando nos lo están quitando de nuestros acuartelamientos, bases y buques. A lo mejor es que nos merecemos el laicismo como religión, porque no tenemos valor para arriesgarnos por Dios.

Si nos quitan la fe y los elementos cristianos de nuestras Fuerzas Armadas será porque a la mayoría no le importe, en especial en las instancias donde hay posibilidad de reconvenir, disentir o dimitir ante una orden de este calibre.
¡Qué pena, Dios mío! Te echan también de aquí sin que nadie te defienda…
“A todo el que me confiese delante de los hombres, también yo le confesaré delante de mi Padre que está en los Cielos. Pero al que me niegue delante de los hombres, también yo le negaré delante de mi Padre que está en los Cielos.” (Mt 10, 24-33)
Un cordial saludo:
Ignacio Román Méndez Sanz
Teniente de Artillería en la Reserva

Más del 87 por ciento de los militares quiere rendir honores en actos religiosos como el del Corpus.

Posted: 08 Jun 2010 02:06 AM PDT

El Gobierno de Zapatero no para de crear problemas dónde antes no los había. El último: con los militares y la religiosidad de ciertos actos.

Los militares españoles no están nada contentos con las últimas decisiones de la Ministra de Defensa, Carme Chacón, relativas a quitar de contenido religioso ciertas ceremonias.

Así lo pone de manifiesto una encuesta de la consultora NC Report para el diario La Razón, en la que se refleja que el 87,8 por ciento de los militares españoles quieren seguir rindiendo honores en los actos religiosos.

La mayoría, en defensa de lo católico
Asimismo, el 87,3 por ciento de los militares se declaran católicos, pero lo curioso es que entre los militares españoles más jóvenes, en concreto, la franja que va entre los 18 y los 27 años declaran con cierto desparpajo y orgullo su pertenencia a la Iglesia católica.

Únicamente un 3,5 por ciento asegura practicar otra religión, y sólo un 6,5 por ciento manifiesta su agnosticismo o ateísmo.

Polémica decisión en el Corpus
La gota que ha colmado el vaso del malestar en el ámbito militar ha sido la decisión de la Ministra de no permitir, como era tradicional, que los cadetes que desfilaron en la celebración del Corpus Christi en Toledo, el pasado 3 de junio, no pudieran rendirle los tradicionales honores militares ante el Santísimo: no portaron la tradicional bandera española, ni se colocaron en firmes ante la imagen con el Santísimo. El himno nacional tampoco fue interpretado, como era costumbre, por la banda de música militar, sino por la banda municipal de Toledo.

Todo esto es debido a la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Honores Militares, que el ministerio de Defensa aprobó recientemente y que entró en vigor el martes 26 de mayo.

http://www.religionenlibertad.com/

————————————————–

Carta a la ministra de Defensa, Carmen Chacón

Posted: 11 Jun 2010 07:48 AM PDT

No he conocido ni un solo militar que no viva las actitudes exteriores, como reflejo de una vida interior, caldeada en un sentido trascendental de la vida.

La virtud más eminente de un militar es “hacer sencillamente aquello que debe hacer”, sin darle importancia aparente, pues como me enseñaron en casa, muchas cosas grandes, dependen de que tú hagas sencillamente bien tus cosas pequeñas. Este espíritu de servicio, en el más estricto cumplimiento del deber, se nutre de ideales y no de falsos mitos. Ideales que dignifican, que ilusionan, que engrandecen el alma “La muerte no es el final del camino”…”Por la Patria, su sangre derramar”…”vencer o morir por defender la noble España…por su honor” o tantas marchas que ensalzan su bravura y aligeran el sacrificio.

Y para que la voluntad no flaquee, aprendí que sólo Dios puede acreditar una renuncia tan generosa, sólo Él infunde la virtud precisa, para que los hombros de nuestros militares sean anchos en locura de Amor, a  la Patria, a Dios y a los demás.

Negar todo esto y desligarlo de las creencias más profundas, es cercenar el amor a la Patria y vaciar de contenido una auténtica vocación.

————————————————————————————————–

Por España y la Legión

Posted: 15 Jun 2010 04:28 AM PDT

Me dirigo a vosotros , en nombre de mis camaradas, para que os hagáis eco de una noticia y, y al menos con su difusión, nos echéis una mano a los legionarios que servimos en Melilla y que sufrimos impotentes el agravio político-institucional. Unos, como mandos militares de otras unidades: que se sepa la verdad. Otros, como periodistas: que se sepa la verdad. Otros, como

Nos quieren quitar la estatua del Comandante Franco que hay en nuestra casa, el Acuartelamiento Millán -Astray, en Melilla. El oficial distinguido y héroe de la guerra de África que, con el grado de General y luego de Generalísimo tanto ofendió a los masones y a los bolcheviques en nuestra guerra civil y luego instauró aquella dictadura que, a ratos, desagradó a otros muchos a izquierdas y derechas (y sus zonas transversales)…Y aunque, algunos, tambien defendamos la memoria de aquel general, del que se trata aquí es de nuestro comandante.

El Comandante Franco da nombre a la única Bandera que queda en pie en nuestro malogrado Tercio. A la sombra de esa estatua, elevada con rocas colocadas una a una por los legionarios, muchos remplazos se han fotografiado orgullosos de pertenecer a nuestra familia en este glorioso Tercio.

La estatua es nuestra, como nuestras son las armas de La Legión y las palabras eternas, cariñosas, severas y aleccionadoras que nos dedicó nuestro fundador, el General Millán-Astray.

Nosotros no sabemos de política. Sabemos sólo que nuestras tradiciones y nuestros muertos justifican, más que la paga, los sufrimientos pasados y que habremos de pasar por España y sus intereses, aquí, en Asia y donde haga falta. Y el Comandante Franco, que representa esa estatua, es uno de los nuestros.

El próximo sábado 26 de Junio vendrán unos militares de alta graduación y bajos principios a hacer el trabajo sucio de los políticos nihilistas. Y habremos de abrirles las puertas de nuestra casa para que nos la vengan a profanar. Y nosotros habremos de formar marciales, el que aun sepa lo que es eso, y desfilar ante ellos para honrar su vileza y traición. Y, entre bostezo y bostezo, mientras miran el reloj, algunos apretaremos los dientes y el lobo nos morderá de verdad el corazón mientras, hipócritamente, cantamos el Novio de La Muerte.

¿Dónde ha quedado el Espíritu de Unión y Socorro? En el bahúl de los recuerdos… al menos así es aquí, en La Legión de Melilla. Pero vostros sois libres, al menos algunos, de la decadencia, de la nómina, de la ineptitud con poderes, y de los superiores así que a vosotros sí que se os puede pedir socorro, como hasta hace poco se pedía entre camaradas legionarios…y como, hasta hace poco, se pedía a La Legión. Así pues, ahora somos nosotros los que acudimos a vosotros:

¡A NOSOTROS, POR ESPAÑA Y LA LEGIÓN!

———————————————————————————————————

Ni olvido, ni perdón

Posted: 15 Jun 2010 04:26 AM PDT

Continuamos con el recuerdo de los asesinados por ETA en el 30 Aniversario de su muerte, es decir, de los caidos en 1980.

Tal dia como hoy de hace 30 años fue asesinado Angel Postigo Mejias, Policia Nacional en Pamplona. Angel Postigo era natural de la Linea de la Concepción, tenia 25 años y un hijo de 5 años en el momento de su asesinato.
El 15 de Junio, Angel fue a visitar a su abuela y a las 10.15 salió de la vivienda y se dirigió a su Seat 131.Cuando se disponia a abrir la puerta del turismo, una pareja que estaba sentada en un banco cercano, comenzo a disparar contra el policia que murió en el acto.
Las labores de vigilancia en este caso, fueron cometidas por un menor de edad al cual ETA abonó 10.500 pesetas.
Mercedes Galdón Arsuaga fue la condenada por la autoria del atentado a 27 años de Prisión.
DESCANSA EN PAZ.
NO TE OLVIDAMOS

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: